Cómo elegir tu Smart TV

Ya no es necesario conectar el ordenador a la tele para disfrutar de los últimos servicios online y aplicaciones. Las Smart TV son desde hace tiempo la normal, ofreciendo una gran cantidad de aplicaciones al alcance de nuestros mandos. A día de hoy resulta difícil encontrar un televisor nuevo que no incluya este sistema que ofrece la versatilidad de un teléfono móvil pero con una pantalla obviamente mucho más grande.

Su importancia es tal que ya es fundamental revisar si el televisor que vamos a comprar lo tiene y cuál usa. No basta sólo con fijarse si lo tiene incluido, puesto que como hemos dicho rara es la marca que no lo incorpora, y por eso queremos ayudarte con esta guía en la que explicamos en qué debes fijarte para saber cuál es el sistema Smart TV que mejor se ajusta a tus necesidades. Sigue leyendo y toma buena nota.

¿En qué tengo que fijarme para comprar una Smart TV?

Cada oveja con su pareja: A día de hoy una cierta variedad de sistemas operativos. Cada fabricante usa el suyo, cada uno con sus propias ventajas y características. Por ejemplo, LG utiliza el muy intuitivo webOS, que tiene sus raíces en los antiguos teléfonos de Palm. Es muy rápido y posee una interfaz sumamente atractiva. Samsung, por su parte, aboga por Tizen, también de ascendencia telefónica y sumamente agradable de utilizar.

Otras compañías (tal es el caso de Sony, sobres estas líneas) apuestan por Android TV, una plataforma estandarizada y desarrollada por Google. Tal vez resulta menos llamativa pero, se caracteriza por ofrecer una ingente cantidad de aplicaciones. Esta es posiblemente la mejor opción para los usuarios que buscan el máximo número de apps, puesto que cuenta con el apoyo del ecosistema Android.

Por último, podemos señalar que algunos fabricantes incorporan sistemas operativos propios. Generalmente ofrecen un menor número de funciones, pero aun así suelen siguen contando con aplicaciones tan importantes como YouTube, Skype o Netflix, así que las necesidades básicas estarán cubiertas. Investiga un poco y piensa en la clase de apps que utilizas normalmente antes de hacer tu compra.

¿Cuál es mejor o peor? A priori el sistema en sí no influye en la decisión de compra a menos que seas un gran usuario de aplicaciones. Todos ofrecen inteligencia al televisor y los menús son realmente fluidos. Son los siguientes apartados que veremos a continuación quienes de verdad son los que marcan la diferencia.

Compartir esta publicación